La esclavitud del siglo XXI

12 12 2008

Últimamente leo en los periódicos numerosas opiniones que respaldan la regularización de la prostitución en España. Si se llevara esto a cabo, las mujeres que lo deseasen pasarían a ser “trabajadoras sexuales”. Según los defensores de esta postura, se sostiene que las prostitutas han elegido el “trabajo” libremente y que su elección debe respetarse. De este modo, se puede sostener que para “dignificar” la prostitución hay que reconocerla de manera oficial, es decir, regulándola.

          Para otros, la visión regulamentarista es muy hipócrita porque no tiene en cuenta que la mayoría de personas que se prostituyen son mujeres y que los demandantes son hombres. También pasa por alto que el perfil de la prostituta (hablemos de la mayoría de las personas que ejercen la prostitución) es la de una mujer, inmigrante, sin apoyos en el país de origen, normalmente soltera o sin una pareja, de baja o nula cualificación profesional y con pocas o escasas probabilidades de encontrar otro trabajo en España.

Al contrario de lo que se piensa, la regularización de la prostitución es muy perjudicial para las personas que la ejercen. Principalmente, porque se establecerían en un lugar “cerrado” para ejercer su trabajo, lo que daría lugar a dos tipos de prostitutas: las legales y las ilegales (que seguirían en la calle, con menos recursos y en igual situación). Además, una vez registradas como “trabajadoras sexuales”, ¿cómo afectaría a sus futuros empleos?

Los únicos beneficiarios de la “deseosa” regularización son los proxenetas y los que se denomina incorrectamente como “clientes”. Los primeros, llenan el mercado de “mercancía”; y, los segundos, la “usan” con menos  riesgos de salud y con la supervisión de una sociedad que ya habría “normalizado” una esclavitud que sigue en pie en pleno siglo XXI.

Anuncios

Acciones

Information

5 responses

12 12 2008
Miguel García

Hola amiga.
Dos problemas fundamentales es la falta de libertad de las personas que se dedican a esto y la falta de ética que tiene esta ocupación.
Vayamos contra los clientes y contra los proxenetas.
Un saludo.

Miguel García
a.miguelgarciacorral@gmail.com
http://egoexcentricos.blogspot.com/

12 12 2008
yaescronico

Sí. Con los mal llamados “clientes” que se aprovechan de una situación de desamparo legal. El dilema en todo esto es que la mayoría de la población está a favor de una regularización que sólo “normalizaría” un gran problema estructural que afecta a miles de inmigrantes.

12 12 2008
Miguel García

La regularización tiene sus cosas positivas. Les dá derechos a las personas que se dedican a esto y una cierta “garantía” a los clientes. Pero no se si merecen la pena estas ventajas.

Miguel García
a.miguelgarciacorral@gmail.com
http://egoexcentricos.blogspot.com/

12 12 2008
Paco

Vaya, vaya. No sabía que andabas por aquí. Me suscribo y muchas gracias por el enlace

14 12 2008
yaescronico

Muchas gracias por vuestros comentarios!
A la respuesta de Miguel: los países que han llevado a cabo la regularización de la prostitución acogen ahora la postura prohibicionista.
1. La prostitución ha aumentado.
2. Se ha “normalizado” en la calle (con lo que ha atraído a más inmigrantes).
3. La sociedad (Holandesa, Griega y Austríaca) no estaba preparada para el trabajo de “prostituta”, lo cual ha hecho que se haya estigmatizado más.
(De hecho, Grecia ha llegado a pedir informes médicos a las prostitutas).
Es un problema muy serio de doble moral.
Un abrazo y buena suerte!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: