Los partidos gallegos, “a por todas”

1 03 2009

«Vamos a por to­das». Con este lema, pronuncia­do por el presidente de la Xunta de Galicia, Emilio Pérez Touri­ño, arrancó la campaña electo­ral en la que los tres principales partidos gallegos PSOE, PP y los nacionalistas del BNG aprove­charon hasta el último momen­to para arañar los votos de los más indecisos. Que se conta­ron por miles. A Pérez Touriño, dos factores claves le están pa­sando factura en estas eleccio­nes. El primero es la ineficacia de un bipartito que jamás saca nada en claro por sí mismo y, el segundo, una crisis económica que está empezando a calar en los ánimos socialistas.

Fue con una pancarta de Nun­ca Máis en la mano. Así llegó Pérez Touriño a la presidencia de la Xunta de Galicia en el año 2005. «El apoyo que necesitaba me lo daba la viveza y el dina­mismo de la sociedad», recor­daba el presidente emocionado en su despacho al comienzo de la campaña electoral. Su objeti­vo estaba muy claro: ampliar la fuerza del PSG a los 25 escaños —frente a los actuales 37 del PP— y distanciarse lo máximo posible de su socio de gobierno.

Los primeros días de campa­ña fueron muy diplomáticos. La mayor preocupación del presi­dente de la Xunta era, según jus­tificaba a cada momento, que la campaña no cayera en tópicos: «Resulta pésimo para la demo­cracia, para la autonomía, y, pa­ra España, que las elecciones se vean condicionadas por otros ámbitos de decisión».

No parece estas palabras ca­lasen en el BNG cuando Anxo Quintana aparecía por sorpre­sa en una comida de 700 jubila­dos que, cuando salieron de ca­sa, pensaban que iban a «com­prar toallas» a la frontera.

Lee el resto de esta entrada »

Anuncios